La semana pasada, después de unos meses, volví a Hospital de Día de Salud Mental de niños y adolescentes, ubicado en el Centro de Salud de Parque Goya.  Después de estar una semana pintando un mural en el pasillo meses atrás, volvieron a contar conmigo para dar algo de color a las diferentes salas mediante pequeños detalles. Y yo, ¡pues encantada!

Todo ellos, organizado una vez más por Believe in Art, una asociación cultural sin ánimo de lucro que lucha por mejorar el día a día de niños y no tan niños que tienen que pasar por el hospitales y centros médicos. ¿Por qué no llevar el arte a habitaciones y pasillos?  Así conseguimos que estos lugares no resulten tan frios y la estancia que tengamos que pasar ahí sea más agradable y entretenida.

Una vez más, estuve como en casa. Total libertad y un trato inmejorable. ¿Qué más se puede pedir?

Gracias a toda la unidad del hospital de día de salud mental infanto juvenil y a Believe in Art,  ¡seguimos!